Disfrutaremos de la magia de un paseo tranquilo por callejas blanquísimas donde la huella sefardí está latente y se nos abrirán las puertas de casas con patio, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2012, donde podremos hablar con los vecinos, dueños y cuidadores y saborear un refresco, té o vino, al gusto de consumidor, con una tapa. Plano de Córdoba y pequeño recuerdo de Córdoba incluido.